¿Cómo beneficia la música a la salud?

¿Tiene algún beneficio la música para la salud?

Es bien sabido que escuchar música resulta gratificante y supone una actividad a gusto de todos. Pero, ¿tiene algún beneficio la música para la salud? La respuesta es afirmativa, ya que el sonido de la música estimula áreas cerebrales concretas que contribuyen a la felicidad y al humor.

La música es beneficiosa para la salud

En concreto, la música estimula zonas cerebrales relacionadas con un neurotransmisor denominado dopamina, el cual tiene diversas funciones en el organismo y afecta al comportamiento, los movimientos, la motivación, la atención, el aprendizaje o el humor.

La dopamina, además, es el percusor de otros neurotransmisores esenciales, como la noradrenalina y la epinefrina, ambos dos relacionados con la función cardíaca y el estrés. Asimismo, la dopamina se regula por la serotonina, que es un neurotransmisor del que depende el estado de ánimo y la ansiedad, entre otros elementos, por lo que es conocido como el neurotransmisor de la felicidad. Este es el motivo por el cual una canción puede subirnos el ánimo o bajarlo. De este modo, la dopamina supone el perfecto estimulante cerebral y emocional, es decir, una especie de tentempié energético para nuestro cerebro.

Quienes hayan probado escuchar su canción favorita justo al despertarse por la mañana habrán comprobado la relación de la música con el estado de ánimo (sobre todo si se trata de un lunes por la mañana). No es del agrado de nadie madrugar, pero lo es menos aun si se trata de levantarse temprano para enfrentarse a toda una semana de jornada laboral y dejar atrás el fin de semana. Esta situación que parece deprimente puede cambiar por completo con una banda sonora adecuada, la cual parece que nos hace despertarnos más, tener más ánimo y, definitivamente, hacernos un poquito más felices.

No hay una música mejor que otra

Pero no todo tipo de música es válida. Cada persona se siente estimulada por un tipo de música diferente, de modo que hay quien prefiere música clásica o trash metal. No hay peores o mejores canciones. La mejor música es aquella que guste.

Los beneficios de la música para la salud no son un descubrimiento novedoso, ya en 1973 el neurólogo Oliver Sacks publicó un libro autobiográfico, Despertares, que narraba su experiencia real en el tratamiento de pacientes con problemas motores en el año 1969. El neurólogo demostró que aumentando los niveles de dopamina sus pacientes mejoraban significativamente, y para ello utilizó la música como medio de estimulación. Esta experiencia fue llevada a su vez a la gran pantalla por Penny Marshall en 1990.

Actualmente la música se utiliza como tratamiento a través de métodos como la musicoterapia que resulta ser de gran eficacia para problemas de autoestima, de ansiedad o de estado de ánimo. Pero no es necesario acudir a un taller o a sesiones de musicoterapia para beneficiarnos de las ventajas de la música, tan solo es necesario dedicar unos momentos al día a escuchar nuestra música favorita para mejorar nuestra salud en general y nuestra felicidad en particular.

por: Pablo Martín Tedesco

Community Manager - Redactor