ALGUNOS HOMBRES ME SORPRENDEN

ALGUNOS HOMBRES ME SORPRENDEN:

Al principio, tenía la idea de pasar de determinados comentarios, pero es cierto que hay muchos de ellos que tienen arte o por lo menos se han tomado un mínimo de tiempo para dedicaros y de una u otra manera me han llegado, mucho más que los típicos mensajes de «Hola amor», «Mi reina», «Mi cielo», etc. Cientos de ellos que sin apenas conocerme ya me aman o ya soy su cielo.

Este hombre, ni siquiera quería ser reconocido, tan solo ser escuchado.

Me pareció tan profundo que me gustaría compartir los versos que me ha enviado. Quizás muchos de ellos merezcan un análisis aparte, pero no hay dudas que un hombre así, gana mucho más que el típico charlatán.

1 – EL VUELO. 

Con la libertad de un sueño y la fuerza del viento
luchando con ideas frente a un mundo inverso
perdiendo batallas, ganando enemigos
perdiendo confianza, ganando silencios.

Con la libertad del ave que surca los cielos
o la de un pez en el inmenso océano
cayendo en picada por ajenos celos
muriendo en la boca de mis dulces sueños

2 – LA MIRADA. 

Hay miradas que pasan, que resbalan sobre las mejillas
Miradas que suenan en total armonía con todo lo que no eres
Calla el silencio, matan la rutina y dan vida al ahogado
Que en busca de lo amado, sucumbe ante una sonrisa

Hay miradas que esquivas, otras no
Mezcla de placer y dolor entre resbalosas mejillas
Bailando al son de la risa, que llora, grita y añora
La piel y el calor de otras mejillas.

3 – LA SOMBRA. 

Hoy he buscado en tus sombras, las sombras que te acompañan
Hoy he buscado en tu brillo la figura que yo amaba
Acariciando el pasado con sucias y gruesas manos
Con la mirada perdida entre tantos años.
Hoy he hurgado en tus sombras
Y ahí he quedado
Frío, húmedo, apagado
Con los recuerdos, escapados.

4 – EL INSTANTE. 

Todo estaba controlado, la vida, el futuro y los sueños, todo planeado
Pero ocurrió, todo cambió, en un instante.
Adiós sueños, adiós metas y a todo lo planificado
Nos cruzamos en la noche, del instante equivocado.

Miradas cruzadas entre sueños durante varios años
Millones de momentos regalados por los dioses
Entre rosas, tila y espinas pasó nuestra vida
Que murió en los brazos de otro instante.

5 – EL ÁRBOL. 

Bajo la sombra de aquel árbol pasaba la vida
Aún siendo niño, recuerdo el tamaño de aquella semilla
Pequeña, frágil, sin saberse aún si era vida o alimento
Que con el paso del viento forjo sus propias semillas

Cuarenta años pasaron, tienes áspera la piel, rasgada y te faltan ramas
Hoy te miro desde lejos y aún así, tengo que levantar la mirada
Te pido un poco de tu fuerza, de tu perfume añejo
Que no sepa que al mirarte, me estoy mirando al espejo.

6 – LA MIRADA DEL DIABLO 

En ocasiones, se planta frente a mi
Desafiante, sonriente y confiada
Espera el momento a asesta el golpe
Empieza así, mi velada.

Porque solo en sueños obtengo la valentía
De enfrentarme ante tan cruel verdugo
Que sin piedad y muy seguro
Se apodera de mis seños, de mis miedos
Y de aquel conjuro.

Es la mirada del Diablo, de la que escapo
Sin saber que ella es mi dueña
Que por más lejos que valla y sin que me detenga
Me acaricia por las noches entre velas.

7 – LA SOMBRA DE TU CUERPO 

Entre las finas curvas de tu andar
Se dibuja la sombra de tu cuerpo
Mezcla frágil de mi sudor y aliento
Al contemplar el movimiento

Pequeños picos que supieron
Darme vida y sufrimiento
Cuando morían en mi voca
Y caminaron otros vientos

Porque esa sombra dibujada
A fuego sobre mi pecho
Se dibuja ahora en otros pechos
Carente de sentimientos
Difusa, entre otros vientos.

Si les ha gustado alguno, me gustaría saber cual. También me gustaría poder encontrar más personas así, pero esta vez, quizás tenga a suerte de compartir aunque sea un café.

Besos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*