Bebida de diente de león: un remedio casero para cuidar tus huesos

Después de un largo día de trabajo o estudio, puedes llegar a sentir molestias. Si tuviste que caminar varias horas hasta llegar a tu casa, es probable que tus rodillas y demás articulaciones manifiesten dolor.



Cuando esto sucede, muchas personas suelen recurrir a pastillas contra el dolor o pomadas químicas, sin saber que la medicina natural ofrece grandes alternativas. El diente de león es una planta de la que puede obtenerse una infusión poderosa, que servirá de remedio casero para cuidar tus huesos.

¿Qué es el diente de león?

El diente de león es esa hermosa planta que al solo soplar su flor, desprende sus numerosas hojas. Esta atractiva parte de la naturaleza, además de bucólica, es muy beneficiosa para la salud.

Esta planta, conocida también como achicoria amarga o meacamas, pertenece a la familia de las asteráceas. El nombre científico del diente de león es de Taraxacum officinale y muchas personas la consideran una hierba parásita que crece en el monte. No obstante, lo cierto es que sus propiedades son innegables.

¿Qué propiedades tiene el diente de león?

Poco se discute entre la medicina sobre los beneficios y usos que puede aportar el diente de león al cuerpo humano. Una de las mayores propiedades que tiene es que es una planta depurativa. Por ende, está indicada en avanzados procesos de desintoxicación. Entre sus vitaminas, se encuentran la B y la C, además de minerales (potasio), ácido oleico y linoleico.

Por otra parte, es conocido que el diente de león beneficia al mantenimiento en buenas condiciones en toda la zona hepática, así como la vesícula biliar. Su uso también se recomienda tras una resaca producto de consumir alcohol en exceso, o para solventar una situación agravada de estreñimiento.

La parte culinaria también ha sido una de las grandes beneficiadas. Existen grandes cocineros que, con la venia de nutricionistas, han comenzado a implantar la bebida de diente de león en lugar del café por las mañanas.


Esto se debe a que sus raíces tienen un sustituto ideal de la cafeína. Nada de lo afirmado debe hacerse sin excluir a la ensalada primaveral, que incluye a las ramas de esta planta depurativa. Además, puedes buscar otras recetas que te parezcan interesantes.

¿Para qué dolencias se utiliza esta bebida?

Las numerosas propiedades y funciones de las que dispone el diente de león permiten que su aplicación pueda ser utilizada para el tratamiento de diferentes dolencias y enfermedades. Una de las más importantes es el acné. Esto se debe a que el diente de león es eficaz para eliminar las impurezas de la piel.

Por otra parte, los riñones son otros grandes beneficiados, así como la vejiga. En honor a su nombre de meacamas, el diente de león en infusión tiene grandes propiedades diuréticas, que favorecen la expulsión de orina cuando se tiene alguna dolencia. También, sus azúcares son consumibles por los pacientes diabéticos, así como a los que sufren del sistema digestivo.

Sin embargo, una de las características más importantes de una bebida de diente de león es el beneficio a largo plazo que le proporciona a los huesos del cuerpo. Sus nutrientes ayudan a que los huesos se mantengan fuertes. Asimismo, promueve que se recompongan tras el desgaste.

Bebida de diente de león para los huesos

Se suele comercializar la planta triturada o pulverizada, aunque también puedes preparar la bebida a partir de las ramas de la planta. Para tratar el dolor en los huesos, es indispensable tomar la bebida con una frecuencia diaria o interdiaria. De esta forma, podrán verse resultados al poco tiempo.



Ingredientes
1 taza de raíces picadas de diente de león (100 g)
1 taza de flores trituradas de diente de león (100 g)
2 tazas de agua (500 ml)
1 cucharada de aceite para cocinar (15 ml)
¿Qué debes hacer?
En primer lugar, debes picar las raíces y triturar las flores. Es indispensable que estén secas.
Posteriormente, puedes freírlas con un poco aceite en unos minutos.
A partir de ahí, es recomendable tostarlas u hornearlas por muy poco tiempo, para que adquieran color y sabor.
Calienta el agua y, cuando hierva, añade kas ramas y hojas de diente de león y deja que infusionen por cinco minutos.
Finalmente, cuando la bebida adquiera color, retira del fuego.
Cuela, endulza al gusto y consume.




Proteger la piel, el hígado e incluso producir más leche materna… todo gracias al cardo mariano


La bebida de diente de león es una gran alternativa para todos aquellos que quieran dejar atrás los dolores de huesos. Esta planta se ha convertido en una de las mejores aliadas de las personas con molestias en las articulaciones.

Asimismo, su consumo frecuente produce otros beneficios para el organismo. La medicina natural, sin lugar a dudas, proporciona herramientas eficaces para el cuidado del cuerpo.

Fuente: Mejor con Salud